Higuera (Ficus carica)

La higuera (Ficus carica) es un árbol de bajo porte, hoja caduca y rápido crecimiento cuyo origen abarca desde zonas del suroeste asiático, Oriente próximo, hasta el mediterráneo. Conocida fundamentalmente por sus frutos comestibles de dulce sabor llamados higos.

Sus hojas de forma lobulada y color verde brillante llegan a medir entre 10 y 15 cm lo que a priori puede resultar poco llamativo a la hora de su cultivo en bonsái, sin embargo, sus hojas pueden reducir drásticamente su tamaño mediante diversas técnicas.

Situación: Exterior al sol directo durante todo el año, lo que hará que reduzca su hoja. Es conveniente que en invierno, aunque son muy resistentes al frío, se les proteja de fuertes heladas. En general les gustan las temperaturas cálidas, ambientes húmedos y con mucha luz.

Abonado: En primavera y otoño.

Riego: Riego frecuente en verano evitando que el sustrato se seque, en invierno riego moderado.

Alambrado: Puede alambrarse durante todo el año. Aunque las ramas jóvenes son más blandas y maleables que las viejas, estas pueden doblarse gracias al uso de doblatroncos o palancas.

Poda y pinzado: La poda se realizará en invierno antes de que los brotes germinen dejando en la rama hasta dos o tres brotes. El pinzado tendrá lugar cuando se produzca un crecimiento excesivo de las ramas (de 6 a 8 hojas), dejando de 2 a 3 hojas.

Trasplante: Al comienzo de la primavera cada uno o dos años en ejemplares jóvenes y cada dos o tres años en ejemplares más viejos.

COMPRAR HIGUERA