Ficha Bonsái Olivo (Olea europaea)

El olivo (Olea europaea) es uno de los árboles más emblemáticos e icónicos de toda la región mediterránea. Además de su longevidad y lento crecimiento, presentan una extrema dureza y resistencia a entornos pobres y secos.

Es un árbol de hoja perenne con forma lanceolada y de color verde oscuro brillante, su variedad silvestre es más apreciada en la formación de bonsáis debido a su bonita corteza más rugosa y craquelada así como a su hoja más pequeña y redondeada y su menor distancia entre nudos, lo que le otorga un aspecto más compacto.

Situación: Exterior al sol directo. Aunque aguanta temperaturas bajas se debe proteger en invierno en caso de intensas heladas.

Abonado: De marzo a octubre a excepción de los meses de más calor, cuando se superan los 35ºC.

Riego: No requiere abundante riego, siendo escaso en los meses de otoño e invierno y más abundante en meses de calor, evitando tanto tener el sustrato siempre húmedo como excesivamente seco.

Alambrado: Puede alambrarse durante todo el año. Aunque las ramas jóvenes son más blandas y maleables que las viejas, estas pueden doblarse gracias al uso de doblatroncos o palancas.

Poda y pinzado: La poda se realizará antes del comienzo de la primavera, eliminando aquellas ramas innecesarias para el diseño de nuestro bonsái olivo. El pinzado tendrá lugar cuando se produzca un crecimiento excesivo de las ramas (más de 7 pares de hojas), dejando de 2 a 3 pares. Se puede realizar un defoliado completo a ejemplares sanos favoreciendo una ramificación más fina.

Trasplante: Su sistema radicular presenta un crecimiento lento pero constante, por lo que los ejemplaren jóvenes se trasplantarán cada 2 o 3 años  y los más viejos cada 3 o 4 años. Su momento ideal es a finales de mayo o principio de junio.

COMPRAR OLIVO

bonsái olivo